Introducción

En esta vorágines que estamos o nos han instalado de híper información digital, se nos dice desde muchos frentes que las tecnologías emergentes arrasarán si no nos transformamos o irrumpimos con fuerza. Es como si el mundo se fuese acabar la próxima semana…….

Si piensas y reflexionas con calma, te darás cuenta que siempre ha habido una tecnología que ha cambiado o cambiará el futuro de todo tal cual lo conocemos. Internet y la Web, la telefonía móvil, la banca electrónica, y muchas otras cosas más.

En muchas cosas ha sido verdad, está claro que no podemos negar el futuro o tendencias que nos venden cada día, pero antes de seguir sumando tecnologías y herramientas a la organización, debemos hacernos varias preguntas:

  • Qué valor le aportan o aportarán al negocio esa nueva tecnología
  • Está la organización preparada para adoptarla
  • Está el personal capacitado y tiene las competencias necesarias
  • Cuál de todas implementamos primero: Big Data, Blockchain, AI, IOT, Cloud, ML, etc.
  • Por dónde comenzamos. Qué unidad de negocio es más propicia y está preparada
  • Hay o habrá presupuesto disponible para ello. Lo hemos provisionado.

Como ves, estas son algunas interrogantes que nos podemos hacer antes de emprender los retos.  Debemos tener muy claras y organizadas las ideas y objetivos antes de seguir sumando tecnologías al negocio que realmente no le aporten valor, y que le resten “energías” al negocio. Y quizás lo más importante: frustre al personal.

La Solución

No es sencilla. Pero podemos intentar hacer algo. Y claramente la planificación estratégica de la tecnología adaptada a las necesidades y características de la era o generación digital que vivimos puede ser una apuesta razonable y segura. La vorágine y velocidad de los cambios, muchas veces no dejan pensar y ver hacia dónde se dirige el departamento TIC. Hemos y se están creando:

  • Roles de Chief Data Officers (CDO) sin saber muy bien para qué
  • Ídem con CTF o Chief Transformation Officers
  • Científicos de datos (¿qué es eso?) aparecen en todas las empresas
  • APP que nadie sabe cómo vamos a mantener, y mucho menos quién
  • El departamento de marketing y ventas nos dicen que somos lentos

La solución pasa por aplicar y adoptar metodologías o mejores prácticas que den cabida a estas nuevas tendencias, y quizás lo más importante, analizar el impacto económico-financiero, legal, estratégico y de RRHH en la empresa o unidades de negocio.

Ahhh eso sí, no deben ser metodologías burocráticas y del pasado, han de ser (por supuesto) ágiles y de nueva generación.

El Framework StrateTI Agile es un excelente Framework o marco de referencia que te ayudará a definir y formular un Plan estratégico IT de nueva generación. Con las siguientes características:

  • Moderno. Incluye referencias y análisis de cómo adoptar o incorporar nuevas tecnologías al negocio
  • Agile. Cero burocracia. Si cambian las estrategias del negocio, ajustamos el Plan IT, por eso precisamente es ágil.
  • Colaborativo (Cloud). Que pueda ser compartido tanto por las unidades de negocios como por el personal directivo de informática. Y claramente en la nube (Interna para los más escépticos)
  • Canvas. Concreto y práctico, directo al grano. Resumido pero con la información relevante y necesaria.
  • Documentado. Desde el primer momento, que pueda evolucionar y actualizarse en la medida que se itere en estrategias, ejecuciones y prácticas.
  • KPI o métricas. Indicadores que nos señalan y muestran si estamos en la dirección correcta.

Si quieres aprender e iniciar el camino de la planeación o planificación estratégica agile, ITMadrid IT Business School ha creado un excelente curso que te proporciona la semilla de inicio para emprender el camino. Más información sobre el curso Planeación o Planificación Estratégica PETI Agile en: