Corrían mediados de los años 90. El presidente de una importante empresa petrolera regresaba de un cónclave en USA sobre nuevas tecnologías. Eran los años de inicio de los ERP integrados, tal como lo conocemos hoy día.

El departamento de informática, meses atrás se había embarcado en un proceso de reingeniería de procesos de negocio. La idea era conocer los procesos de negocios al detalle, aplicarle reingeniería para luego automatizar el resultado obtenido. El proyecto, como has de suponer, involucraba una inmensa cantidad de recursos de todo tipo, el resultado saldría a la luz N años después. Era una especie de proyecto faraónico.

A su regreso el CEO de la empresa meditaba acerca de las tendencias que había escuchado. Sentía que no estaba obteniendo los resultados de su departamento de informática, y le parecía un gran riesgo esperar los resultados del proyecto emprendido por el departamento de informática.

¿La solución?: paralizar el proyecto faraónico y decidir implementar el nuevo ERP integrado y con las mejores prácticas de gestión y administración que en él se incluían. Fue una decisión del gran jefe, una decisión de negocio más que una decisión de tecnologías. Los resultados fueron un gran éxito, y con los años, la proliferación de soluciones ERP le dieron la razón.

Obviamente el departamento de informática intentó defender su proyecto, con argumentos tales como:

  • No se adapta al negocio y sus procesos
  • Depender de una empresa es un riesgo
  • No estamos capacitados. La empresa no está preparada.
  • , etc, etc…..

Hoy día hay un gran paralelismo, pero en este oportunidad con el concepto de Transformación Digital. Hay una correlación enorme. No hay organización, empresa tecnológica, escuela de negocio, proveedor y consultor IT que no abrace el término de Transformación Digital. Incluso sin que muchos realmente conozcan el concepto, todo vale para llegar a él. Está de moda, es lo que se vende y compra al mismo tiempo.

Pero para profesionales que hemos vivido ambas modas o momentos, es importante alertar de algunos pecados, para que los mismos no vuelvan a ocurrir. De algo deben servir las lecciones aprendidas y experiencias pasadas.

Ellas son:

  1. La solución no se adapta a nuestra empresa. Un argumento que muchos discuten para defender su posición. Por ejemplo no vamos a la Nube por cuestiones legales. Los departamentos IT siempre han intentado tomar requisitos y sobre ellos desarrollar una solución. Ha sido un principio básico de los departamentos TIC. Tomar requisitos para luego automatizar “lo que hay”. Es importante resaltar que se debe tomar en cuenta el grado de madurez tecnológica de la empresa es, ver punto 4.
  2. No estamos preparados o capacitados. Asumiendo una especie de pasividad o inacción. Aluden que la empresa no está preparada para el cambio, y mucho menos para la innovación. Es una estrategia de defensa de su posición, el denominado océano rojo, en donde ponemos foco en la situación actual y no la futura.
  3. Automatizar lo “viejo”. Un principio IT muy parecido al punto 1. Primero intento el entender el negocio para luego automatizar y dar solución. En el ínterin la competencia nos arrasa. Es intentar aplicar transformación digital a lo que existe, tal cual lo intentó la reingeniería de procesos.
  4. Adoptar modas sin conocer el rumbo. Tradicionalmente los departamentos IT no miden resultados de gestión, aunque hay excepciones. Mantener, por ejemplo un dashboard con los principales indicadores o KPI de su gestión es una utopía. El día a día los devora. No hay tiempo de medir. Es altamente aconsejable, en esta era del Dato & Analytics, desarrollar un modelo de gestión TIC focalizado en el negocio y el apoyo de IT al mismo. Es clave y esencial medir los resultados de gestión IT-Negocio, sin ello, simplemente vamos a ciegas.
  5. Estrategias estándares. Una GRAN lección aprendida y/o consecuencia que nos ha dejado la reingeniería de procesos es adoptar la estrategia de estandarización, la cual no es más que adoptar tecnologías, servicios y/o soluciones que han sido probadas y usadas ampliamente en el mercado. Reduce riesgos, inversión y suelen incluir las mejores prácticas de cada industria. Por ejemplo no tiene sentido desarrollar un CRM en casa, por ejemplo, cuando en el mercado existen soluciones muy competitivas. He conocido empresas que se jactan en tener la mejor aplicación, desarrollada en casa, para la gestión de las incidencias y peticiones. Con los costes de mantenimiento y obsolescencia funcional se convierten en el tiempo en uno de los Zombies del departamento de informática.
  6. Planificación estratégica IT Agile. Es plena era de la agilidad y el diseño, es imperativo de dibujar, con el negocio, una líneas estratégicas de actuación. Formular un plan y tomar acción (ejecutarlo) colaborativamente con el negocio es clave. La Planificación estratégica TIC Agile debe servir como un faro o referencia para saber hacia donde debemos llevar a la empresa. Y hacerlo con el negocio es clave. Una visión de 360º del negocio es fundamental. Entender al negocio es una de las claves de la transformación digital.
  7. Falta de Innovación e Investigación. Encarecidamentemente, y por favor desde hoy mismo, incorpora en tu organigrama IT un caja para la innovación e investigación. Debemos analizar soluciones digitales del mercado, necesidades de los clientes, tendencias digitales, metodologías, y nuevas propuestas/modelos de negocios para añadir continuamente valor al negocio, esto mantendrá a la empresa competitiva y alerta a las necesidades del entorno, clientes y empleados, todos deben estar alertas a esos cambios y desafíos. Por supuesto la capacitación constante de las personas es clave.

Por supuesto, es una lista no completa de lecciones aprendidas de otras modas similares y muy parecidas a la de Transformación Digital.

En ITMadrid IT Business School hemos capacitado y formado a profesionales en la gestión de proyectos de muchas partes del mundo. Te invitamos estar alerta y actualizado a las nuevas realidades de abordar la gestión de los proyectos.

Si quieres conocer más sobre nuestro Diplomado en IT Project Management, ultra actualizado y práctico, por favor puedes contactarlos.