itmadrid-transformacion-digitalEstá claro que en un mundo mobile, e-social, híper-conectado, globalizado, con múltiples alternativas para desarrollar oportunidades de negocios, y en fin, en plena era de Cloud Computing, cualquier cambio o transformación en las empresas, definitivamente debe ser liderado por un único responsable: las personas.

Es que el talento es el responsable en última instancia de proponer los cambios en las formas y maneras de producir o hacer las cosas. Y más aún cuando se trata del trabajo, en donde pasamos buena parte de nuestra vida, intentando hacer un mundo cada vez mejor y vivible.

Existen ejemplos a nuestro alrededor de empresas que son admiradas por todos, quienes han intentado hacer las cosas de manera diferente, y son verdaderas corporaciones ganadoras de todo tipo de premios a nivel global. Me estoy refiriendo a empresas como Google, Dell, IBM y compañía. Quienes han repensado la forma de trabajar de sus empleados y han alcanzado buenos índices de satisfacción en todas las encuestas de satisfacción existentes.

Pues bien, desde el 2014 en muchas conferencias y tertulias tecnológicas se comenta la Transformación Digital como una de las tendencias más importantes del panorama tecnológico mundial. Aun cuando, el concepto de Transformación Digital, no está del todo claro para muchas instituciones y personas, lo que sí está claro es que las empresas deben transformarse y digitalizarse para poder seguir compitiendo en sus respectivos mercados.

Otro elemento que no está del todo claro es quién debe liderar la Transformación Digital en la empresa. Ya comentamos que deben ser las personas, pero que departamento (o departamentos) lo debe liderar. Algunos dicen que el departamento de tecnología de la información debe liderar ese cambio, muchos apuntan al CEO  de la empresa, otros que personal del negocio debe hacerlo, y quizás lo más soñadores, señalan a Recursos Humanos como el que debe dar el paso al frente.

Pero definitivamente, lo que sí debe estar claro es que para que cualquier proyecto de Transformación Digital tenga éxito, el mismo debe comenzar por transformar a las personas. Y que significa Transformar a las Personas, simplemente dotarlas de conocimiento digital para que puedan definir, gestionar y hablar el lenguaje de los negocios, pero desde una perspectiva digital. Que entiendan que la tecnología es una herramienta de competitividad que los va apoyar en la generación y creación de valor para el negocio. Que aprendan a visualizar y detectar necesidades y oportunidades para el negocio, que ejecuten análisis PEST y lo trasladen al negocio con éxito, y que propongan proyectos basados en TIC que simplemente impulse a la organización a un nuevo estadio.

Lamentablemente el departamento de Recursos Humanos está muy lejos de esas competencias digitales, tendrá que hacer un esfuerzo importante para adquirirlas y poder trasladarlas al negocio con relativamente éxito. Tradicionalmente, el departamento de recursos humanos (con excepciones) han estado involucrados en otros procesos tales como crear procesos y procedimientos para marcar (fichar) tarjetas, trabajo administrativo, y poco más, dejando de lado importantes variables estratégicas como formarse ellos mismo para liderar los cambios que demandan los negocios y las empresas.

En el corto plazo, no veo a RRHH liderando tal cambio, lo que si puede hacer RRHH es formar y transformar las competencias de las personas, e inculcar el pensamiento digital en los empleados, para que de una vez puedan incorporar el argot digital al resto del negocio. Deben estar en el “repositorio” de conocimientos de los empleados, conceptos tale como:

  • Transformación Digital
  • Análisis de Procesos End-to-End
  • Intra-emprendedores tecnológicos (Startup Corporativo)
  • Internet of Thing (IoT)
  • Big Data
  • Marketing Digital y Social
  • El nuevo eCommerce
  • Cloud Computing
  • Entre otros

La transformación digital, si se gestiona bien, es una excelente oportunidad para involucrar a las personas en ellos, y entiéndase a las personas como empleados, clientes, proveedores y administraciones públicas. Al fin y al cabo las organizaciones son personas, quienes con sus decisiones hacen (o no más) más vivibles a las organizaciones. Se trata de una oportunidad dorada para los departamentos de Recursos Humanos para liderar la transformación del talento humano que demandan las organizaciones a nivel mundial. Amanecerá y veremos!