itmadrid-uberizacion-cursosEl modelo de negocio de UBER, denominado Economía Colaborativa, introduce conceptos que son realmente atractivos a primera vista. Muchas personas lo llaman disruptivos, ya que cambian paradigmas y formas de realizar las cosas como nunca antes.

Aun mantengo en la memoria las imágenes de taxistas en París y Madrid manifestándose contra lo que se denomina una injerencia en la profesión de otros. Es que ofrecer servicios de traslado de pasajeros por parte de particulares (gente que posee un coche y quizás no tenga un puesto de trabajo), y que lo puedas lo puedas contratar desde el teléfono, hace del servicio al menos  atractivo a primera vista. Debo decir que he utilizado el servicio de UBER y la experiencia ha sido totalmente satisfactoria.

Ahora bien, si extrapolamos ese modelo a otros sectores de la economía, vemos que sectores como el turismo, el ocio, y la capacitación/formación de personas pueden ser perfectamente Uberizados. Es lo que muchos denominan la Uberización de la economía, en donde, particulares, con algún activo (tangible e intangible) pueden compartirlos con otros a través de plataformas tecnológicas perfectamente diseñadas para ello. Y todo desde un teléfono: sin importar la hora y el lugar en donde te encuentres.

Uno de esos sectores precisamente susceptibles de se Uberizado es la formación y/o capacitación de personas, tanto en el ámbito personal como laboral. La experiencia de  muchos profesionales, empleados o no vale mucho. Ya es sencillo poder crear y gestionar un curso online y llegar a muchas personas alrededor del mundo. Hay herramientas, tecnologías y plataformas que lo hacen posible. A precios realmente competitivos y con potencial (si lo haces bien) de ganar unos ingresos que pueden lucir atractivos a primera vista.

Es que darle forma a tu experiencia y conocimiento en un Curso Online puede ser realmente sencillo. Es una actividad que a muchos les apasiona (el enseñar a otros), puedes entrar en contacto con personas prácticamente de todo el mundo, y lo mejor de todo, puedes ingresar unos recursos que pueden ser realmente interesantes.

Qué necesitas para poder acceder a este modelo de negocios y comenzar a plasmar tus conocimientos en cursos online;

  • Darle forma a ese conocimiento. Formalizar ese conocimiento en un curso útil para otros. Precisamente tu experiencia te va a definir la ruta que debes seguir. Qué cursos crear, que contenido, casos prácticos, etc.
  • No importa la temática. Los cursos online no tienen restricción en cuanto a los contenidos (al menos algo muy especializado). Profesiones y oficios de prácticamente todas las áreas son susceptibles de ser digitalizados y comercializados.
  • Aprender los fundamentos. No es una gran escollo, aprender a crear y gestionar un curso online puede resultar realmente sencillo. Por ejemplo ITMadrid IT Business School ofrece un curso de alta calidad profesional.
  • Inversión necesaria. Requieres un mínimo de tecnología y servicios tecnológicos para crear tu curso online
  • Plataformas. Necesitarás una plataforma propia o vender tu curso en una de las varias que existen en Internet. Puedes optar por la opción que te resulte más cómoda. Ten en cuenta que las plataformas públicas (tipo Udemy) te van a cobrar un % por dejarte publicar y comercializar los cursos en su plataforma.

Realmente el trabajo “duro” suele ser al inicio, al momento de creación del curso, para luego, al igual que otros contenidos  (un libro, un disco), puedas comenzar a disfrutar de los ingresos generados productos de las ventas.

La Uberización de la economía es un modelo de negocio disruptivo e invasivo. Aborda desde diferentes perspectivas entrar a mercados o sectores de la economía con fuerte tradición y arraigo entre las élites económicas y empresariales de un país. Estamos en los albores del cambio y la digitalización de la economía. Internet y sus tecnologías asociadas continuará abriéndose paso e imponiendo cambios radicales a modelos de negocios establecidos. Pero creo que en economías abiertas, el lema debe ser: sálvese quien pueda.