Hemos comentado previamente el innegable gran impacto que ha tenido la pandemia en la educación y capacitación. Muchos lo han catalogado como una transformación digital forzada o acelerada. No había otra.

Tal aceleración ha generado un tsunami en áreas que son de alta relevancia y que no pueden realizarse de la noche a la mañana. Ésta es, el diseño y desarrollo de cursos virtuales y/o materiales multimedia de aprendizaje.

Desarrollar buenos materiales digitales de aprendizaje nunca ha sido sencillo, demanda recursos de todo tipo, incluyendo mucho tiempo. Analistas han investigado y evidenciado que para desarrollar una (1) hora de buen e-Learning requiere entre 70 y 100 horas hombre de trabajo. Eso nos da una magnitud del esfuerzo, y sin mencionar, todo el arsenal de competencias que demanda.

Una vez superadas las clases online vía Zoom o MS Teams, ¿y ahora que puedo hacer? ¿Qué hago con el contenido que los profesores y capacitadores tienen de toda la vida? Esperamos que pase la pandemia, los digitalizamos o seguimos como estamos. Allí el dilema.

Si prefieres escuchar el Podcast, aquí lo tienes.

El diseño y desarrollo de cursos virtuales, como toda disciplina va evolucionando e incorporando nuevas teorías de aprendizaje, técnicas, tecnologías y mejores prácticas para su creación y distribución. Independientemente del tipo de curso virtual que queramos presentarte algunas tendencias destacan:

  1. Experiencia de aprendizaje. Los contenidos deben cautivar o enganchar a los estudiantes. Hay que recordar que los estudiantes son nativos digitales. En tal sentido, se habla de aprendizaje inmersivo, que en ciertas áreas de conocimiento son interesantes su inclusión, y allí destacan apuestas como son la realidad aumentada, la realidad virtual y los denominados Chabots (IA). Los cuales se empiezan a utilizar en muchas instituciones educativas. La idea es crear experiencias que transformen a forma de aprender del estudiante y proporcionen nuevas competencias.
  2. Aprender haciendo. La enseñanza virtual representa un cambio importante de paradigma, pasa de un profesor siendo el protagonista para cederlo al estudiante. Siempre he mantenido que aún en estudios presenciales un % de las asignaturas deben ser virtuales. El estudiante debe pasar de pasivo a activo, y los entornos virtuales son ideales. Desde el primer momento el estudiante debe estar realizando actividades relacionadas con el aprendizaje. Los cursos deben incluir recursos, juegos, tareas, y sobre todo, mucha interacción.
  3. Microlearning. Con los años, hemos pasado de cursos virtuales de horas, a cursos virtuales más cortos, en donde un concepto se desarrolla en un elemento multimedia concreto y en formato corto, directo al grano. Pudiendo ser un video, podcast, articulo, infografía, etc. Ya hay programas universitarios denominado nanodegree que ofrecen competencias rápidas y efectivas para el trabajo. Por ejemplo, un estudiante que aprenda a programar PC puede tener trabajo asegurado. Aún si insistimos en hacer un curso largo, cada tópico o recurso deberá ser basado en Microlearning.
  4. Gamificación. Es parte de la experiencia que hablamos anteriormente. Motivar y enganchar al estudiante en un curso virtual es clave. La industria en años recientes ha recurrido a los juegos para motivar a los estudiantes, y ha sido todo un éxito. Conceptos como pasar de niveles, insignias y sana competencia son ideales.
  5. Mobile Learning. Es el ordenador natural que todos llevamos en esta era digital. Por lo que resulta estratégico y clave poder desarrollar contenidos adaptados a estos dispositivos para que puedan ser accedidos en cualquier momento. A la vez que motiva al estudiante a seguirlos.

En resumen, quiero resaltar el hecho que debemos trasladar a las nuevas generaciones deben “tocar” la semiótica digital, deben conocer el lenguaje de símbolos de nuestros tiempos, independientemente del área de conocimiento que estudien. Definitivamente viviremos y trabajaremos en una sociedad cada vez más digitalizada. Está claro que trasladar años de materiales de aprendizaje tradicionales a medios digitales es una tarea titánica, pero realmente creo que es y será el camino de los próximos años.

si quieres diseñar y desarrollar cursos virtuales, debes comenzar por el Diseño Instruccional e-Learning. Abajo uno de nuestros cursos más populares.