Definitivamente vivimos y viviremos la Era del Dato. Sí. Se trata de una etapa en el tiempo en donde las empresas, y los humanos en general, somos generadores de altas cantidades de datos día tras día. Consciente o inconscientemente estamos generando importantes volúmenes de datos que sin duda alguna marcará un hito en la historia de la humanidad. Nunca antes la humanidad había producido tal contenido y variedad de datos.  Esa morfología de los datos, se explica por la forma que adquiere y evoluciona el tipo de datos que se produce. Desde datos estructurados tradicionales, hasta clicks y geolocalización, solo por mencionar unos pocos.

Como cualquier industria que se precie, “los desperdicios” tienen un valor inmensurable en muchos sectores de la economía. Por ejemplo, en la industria de los coches los neumáticos o ruedas que descartamos, pueden ser perfectamente reciclados y producir nuevos productos que tienen valor y perfecta cabida en el mercado local.

Entonces nos salta una duda: ¿Tienen valor los datos que se producen o producimos día a día? La respuesta es obvia y elemental. Toda empresa está “cimentada” sobre una inmensa montaña de datos de incalculable valor. Las empresas más listas lo saben, y por supuesto, sacan valor de ello día tras día. Todos los sectores, con exposición digital a sus clientes son generadores de datos de alto valor para el análisis. Sumado a datos del “mercado”, como pueden ser redes sociales u otras empresas de Internet, pueden ser fuente de creación de inmensa riqueza. Y competitividad empresarial.

Entonces cuál es el valor del dato. Para comprender ese concepto y darle forma, la pregunta correcta debería ser: ¿Cuál es el Business Case del Dato?  Para saberlo, basta con conocer qué es un Business Case y aplicar una metodología paso a paso que le permita al negocio sacar todo el potencial y provecho de ello.

El Business Case del dato viene dado, por la inversión en tecnología de Business Intelligence & Analytics que facilite el análisis, la exploración y descubrimiento de correlaciones y hallazgos que permitan incrementar la competitividad del negocio.

Recolectar, organizar, clasificar, gobernar, analizar y explotar los datos es una tarea que hoy día es fundamental y estratégica para toda empresa que se precie. Valorar la inversión que hacemos en ella y cuantificar los ingresos potenciales de nuevos productos y servicios generados como consecuencia de ese análisis, sin duda alguna redundará en un Retorno Sobre la Inversión (ROI) en la era digital.

La ecuación del Business Case debe ser sencilla:

Competitividad o ROI empresarial = Nuevos Bienes/Servicios – Inversión en BI & Analytics

En Resumen, el Business Case del Dato es una excelente herramienta de gestión, que nos permite fácilmente comprender y poner en “blanco y negro” los beneficios delas inversiones que hagamos en tecnología tales como Business Intelligence, Big Data & Analytics.

Si quieres conocer y/o aprender cómo crear un Business Case de calidad, por favor visita;