Una de las mayores, o quizás mejores comentarios en el mundo de la dirección y la gestión es la rápida respuestas a eventos externos. El responder rápida y asertivamente es una capacidad muy bien valorada en muchas organizaciones. Un ejemplo de ello es el denominado Time-to-Market, la capacidad de respuesta a cambios en el mercado. O mejor dicho, la rapidez en dar soluciones a necesidades del mercado con productos y/o servicios apropiados. Google lo ha demostrado. El reciente huracán que azotó a la costa este de los Estados Unidos, obviamente deja en evidencia a la mejor economía o potencia mundial. Es que la naturaleza es salvaje e impredecible. Como ocurre el muchos otros estamentos de nuestra aldea global. Quizás lo importante aquí ha sido, dar respuesta a la  sociedad y echar una mano a las necesidades que afrontan muchas personas. Y lo más importante: en el momento oportuno.

Google ha puesto a disposición del «mercado» su famoso servicio de mapas, para con ello ayudar a las personas y autoridades a ubicar estaciones de servicio, puestos de comida, carreteras cortadas, puestos de abastecimiento, lugares sin electricidad, centros de salud, y muchos otros servicios más demandados por los ciudadanos.

Ha quedado evidente la capacidad de Google en dar respuesta a una necesidad colectiva. Necesidad que pasa por el principio básico en toda catástrofe: la información.

Si quieres echar un vistazo al mapa interactivo que puso Google a la orden de la comunidad puedes verlo en su Mapa Interectivo de Apoyo. (http://google.org/crisismap/2012-sandy-nyc)