En nuestro Libro de StrateTI: Planificación Estratégica IT Agile, no solo abordamos la estructura organizacional (organigrama) TIC, sino también incluimos esos intangibles que son difíciles de gestionar por el personal de tecnología: la cultura y el cambio. Una de las máximas (Alfredo D. Chandler) de gestión o management es «La estructura organizacional sigue a la estrategia«. En otras palabras, primero se deben dibujar o formular las estrategias IT o digitales, y luego ajustar el organigrama.

Lamentablemente por amiguismo, moda, desconocimiento o falta de formación, los departamentos o direcciones de informática ajustan sus organigramas en función de los aduladores o amigos de turno, consolidando al departamento de informática lo que muchos consultores o analistas IT definen como el departamento del caos.

Pero que hacer para evitar esto, y podemos organizar mejor el departamento de tecnología, responsable último de liderar la transformación e innovación de la empresa a través de la tecnología. La respuesta es compleja y sencilla al mismo tiempo.

Para poder “dibujar” correctamente un nuevo organigrama TIC, que responda a los lineamientos o expectativas del negocio, lo primero que debe realizar el equipo gestor IT, es formular las estrategias agile IT que guiarán el futuro, de corto y medio plazo de la organización. Una vez definidas dichas estrategias, se debe proceder a organizar la estructura organizacional que de respuesta y esté ajustada a dicha estrategia. De no hacerlo correrán los mismos destinos de mi amigo Agustín, quien gestiona su departamento informático a través de las modas que va escuchando, como si se tratase de comprar la última colección de ropa de turno.

Independientemente de la estrategia IT adoptada, podemos dibujar el nuevo organigrama siguiendo las tendencias existentes para ello:

  • Organización Vertical. Tradicional y claramente orientada a fortalecer el liderazgo del CIO. Es probable que la organización del resto de la empresa utilice el mismo patrón de organigrama. Ha funcionado por muchos años, pero bien diseñada puede cumplir con sus objetivos. También se le conoce como piramidal.
  • Organización Horizontal o plana. La jerarquía se diluye y da paso a nuevos liderazgos, en donde las decisiones son colectivas y se comparten. Una especie de red empresarial para dar respuesta a las necesidades de la empresa.
  • Proyectos. Organizaciones típicas en firmas consultoras, en donde el organigrama o estructura se define en función de los proyectos a desarrollar.
  • Mixtas. Su significado es claro, una mezcla de todos los tipos de organizaciones
  • Ad Hoc. Muy de moda en el mundo Agile, en donde al tipo de organización, definida, se pueden crear “cajas” por proyecto, de tal forma que se puedan crear equipos de proyectos, mixtos, personal de IT y negocio para desarrollar y/o gestionar proyectos específico y de alto impacto para el negocio. Suelen ser efectivas y orientadas al logro. Una vez finalizado el proyecto, el equipo se disuelve y regresa a su “unidad” madre.
  • Matricial. En donde coexisten, la gestión por proyectos y la tradicional, cruzando las responsabilidades y compartiendo los recursos compartidos necesarios por cada proyecto.

Independientemente de la jerarquía o estructura jerárquica que se adopte, lo primero que debemos cuidar y atender es que debemos definir el organigrama, una vez hayamos formulado la estrategia IT a seguir en los próximos tiempos, recordando siempre unos de los principios básicos del management:

La estructura u organigrama va después de definir la estrategia IT

Your Content Goes Here

[/fusion_tagline_box]

Si quieres conocer cómo definir y formular correctamente estrategias y organigramas, os recomiendo el curso de Planificación Estratégica IT Agile, en donde aprenderás los principios de definición y formulación de estratégica de informática. Más información en: