MOOC (Massive Open Online Courses) está de moda. Todo tipo de organización está atenta a esta iniciativa y propuesta de masificación de cursos online. Desde la universidad de Harvard, el MIT y la Universidad de Stanford hasta algunas universidades españolas se han subido al tren MOOC. Es que este nuevo concepto, por su gratuidad principalmente, ha llamado la atención de académicos y estudiantes de manera importante. Está en duda, comprobar su efecto real de aprendizaje.

Hemos revisado y propuesto los7 elementos estratégicos a considerar a la hora de definir un abordaje a los MOOC.

Los 7 elementos estratégicos para incursionar en los MOOC son:

1.- Modelo de Negocio
Se debe tener claro el modelo de negocio que sustenta el MOOC. De dónde vendrán los ingresos que sustenta la puesta en marcha de un proyecto MOOC. ¿Dónde estarán los ingresos? Los egresos están claros y se reproducen muy rápidamente. Pero es importante, para el sustento en el largo plazo, dónde está la creación de valor de los MOOC.

2.-Finanzas
Una vez tomada la decisión del proyecto MOOC, se ha de tener muy presente quién financiará el proyecto y por cuánto tiempo. El origen de los fondos es capital para mantener el proyecto a flote y garantizar su viabilidad en el largo plazo.

3.-Pedagogía
Uno de los males del tradicional e-Learning o educación online ha sido el uso de “atajos” pedagógicos en los cursos bajo esta modalidad, es decir, colgar PDFs, vídeos y otros documentos en los cursos y pensar que eso solucionaba el problema. Lejos de la realidad la falta de pedagogías sólidas ha sido uno de los grandes males de la tradicional educación Online. Los MOOC nacen con conceptos tales como el conectivismo (ver George Simmens y Stephan Downes), aprendizaje social y lifelong learning.

4.- Acreditación
La certificación de los MOOC es una de sus grandes carencias. Certificar cursos gratuitos, sin ninguna pedagogía y validez suele ser un riesgo. Vale la pena validar conceptos tales como créditos ganados/otorgados, certificación/diploma profesional, etc.

5.-Profesorado
La inclusión del profesor altruista y romántico para escribir y supervisar cursos gratis es todo un reto. Puede atentar contra el modelo de contratación del profesor tradicional. Trabajar un curso masivo sin ninguna retribución o contraprestación puede ser “incendiario” para las organizaciones sponsors del proyecto.

6.- Marketing
La estrategia de comunicar los MOOC tiene que involucrar a gente experta en Redes Sociales, su target natural. Es que la redes sociales se prestan al efecto viral necesario para que cualquier proyecto MOOC se expanda rápidamente por la Red. Esto debe venir acompañado de un plan de marketing plenamente concebido y diseñado para ello.

7.- Tecnología
Se imponen tecnologías tales como Google Course Builder, OpenMOOC, entre otras. Las tradicionales herramientas no valen. Se requieren tecnologías que apunten a la masividad del concepto y al auto consumo. No hay capacidad humana para dar servicios a un curso, de por ejemplo, 5.000 estudiantes inscritos.

Google Course Builder: utiliza Python y las Apps de Google. Viene con un curso de demostración y suele ser un poco penosa su puesta en marcha. Los primeros cursos son gratis, no obstante, suele cobrar por volumen.

Cualquier proyecto MOOC debe incluir un análisis y atención a los 7 elementos estratégicos de los MOOC plateados, en lo hacerlo puede acarrear males mayores que hagan que el proyecto sea una ruina.

Suerte!