La prestigiosa revista Time ha revelado el personaje del año: Los Indignados. La primavera Árabe, las acampadas de la Puerta del Sol de Madrid, los indignados de Wall Street, entre muchos otros, han recibido la distinción. Si bien es cierto que es un movimiento interesante en el fondo, y menos en las formas, lo cierto es que ha logrado captar la atención de todo el mundo. No hay telediario que no se digne en abrir las noticias con los últimos acontecimientos de los distintos movimientos alrededor del mundo. Hasta los más escépticos ven con simpatía la erupción espontanea de dichas manifestaciones.


Pero quizás no sea relevante para nosotros el aspecto político de la distinción de la revista en si misma. Para nosotros, lo que es realmente relevante, son los medios utilizados para aglutinar y poder movilizar a millones de personas en diferentes rincones del mundo. Internet como herramienta natural de la globalización se ha encargado de ello. Las redes sociales, blogs, microblogging, y demás herramientas de comunicación y colaboración han servido como catalizadores eficaz de convocatoria. Ya es factible convocar a una manifestación prácticamente en cuestión de minutos. Muchos políticos no se lo creen. Tratan de recurrir a viejas draconianas estrategias: cortar el acceso a Internet. Pero la penetración es tan fuerte, que los movimientos han conseguido lo que otrora consiguieron revolucionarios a través de otros métodos. es cuestión de evolución natural, debe ser.

Ya en el 2006 lo avizoraba la revista Time, cuando otorgo tan preciada distinción a «TÚ . YOU». Si la revista concedió el reconocimiento a los millones de internautas, que con su «trabajo» en la Red, propiciaban el intercambio de pensamiento, inconformidad y reflexiones sobre los distintos problemas que aquejan a la sociedad.

Millones de personas con acceso a Internet, aunado al poder de la telefonía móvil, han conseguido importantes avances en la comunicación y colaboración. El intercambio instantáneo de información globalmente, ha dado su fruto. Y por lo que se avizora, parece solo el comienzo, que solo el hombre conocerá su destino.

La crisis del 2008 fue una especie de detonante, que impulsó a millones de personas a escribir en diferentes espacios virtuales sobre el resquebraje del sistema. Se cuestiona un sistema plagado de injusticias y calamidades. Muchas personas miran en espejos poco alentadores, y su moral golpea y golpea su inteligencia. Con el único escape, Internet.

La tecnología como fuerza impulsora de libertades ha hecho su trabajo, detrás de tan preciado galardón se encuentra el quehacer de millones de personas, quienes día a día intercambian información, conocimiento e inteligencia. Estamos en la era de las cavernas de la comunicación y colaboración. La red está creando todo un entramado difícil de controlar y predecir. Los gobiernos cada día más están tomando conciencia de tan importante poder.

Felicitaciones a los indignados 2011.[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]