Según el Wall Street Journal, Paypal a finales de marzo 2016 poseía más de 13 billones dólares en cuentas de compañías de comercio electrónico. Mucho más efectivo que muchos bancos sumados en Estados Unidos. La paradoja es que, de acuerdo a las leyes de USA, dice el WSJ, PayPal no es un banco al uso. Al banco que conocemos de toda la vida.  Ya que no ofrece los servicios tradicionales de la banca como captar depósitos y remunerarlos (intereses), y mucho menos conceder hipotecas y préstamos para adquirir bienes y servicios.

No obstante, PayPal ofrece toda una amplia gama de servicios financieros, utilizado por millones de personas, que mantienen más de 192 millones cuentas registradas en la actualidad. Aún, como decíamos, no es un banco al uso, ofrece servicios de intercambio comercial que presta servicios en el comercio electrónico global. Podríamos decir que es la Banca de Internet o e-Commerce a nivel mundial. Como dirían unos cuantos analistas, es la banca del futuro.

Y solo por mencionar un ejemplo, de uno de los servicios más utilizados por muchas PYMEs y autónomos a nivel global: Fiverr. Este Marketplace ofrece servicios online de todo tipo, poniendo en contacto oferentes (artesanos digitales) y demandantes a precios realmente competitivos y calidad realmente aceptable, y todo utilizando (principalmente) PayPal como medio de pago de los servicios ofertados.

La disrupción de la banca y las Fintech son 2 claras tendencias en el mundo de la banca en la denominada nueva economía, en donde dadas las actuales circunstancias, la remuneración de depósitos bancarios tiende a cero o es prácticamente negativa, el mantener alternativas sólidas, seguras y globales facilita a la adopción de nuevos modelos de negocio.

Un ejemplo de los servicios ofrecidos es Venmon, una empresa perteneciente a PayPal, que facilita la transferencia de dinero entre los usuarios vía su teléfono inteligente.  Un claro exponente que la economía evoluciona, como muchos analistas e investigadores predicen, a una sociedad sin efectivo. A distancia de un Click le doy la mesada a mi hija para que pueda realizar sus transacciones en la universidad.

Cuando PayPal, por ejemplo, decida dar el paso y facilitar la compra en tiendas, supermercados, cines y todo tipo de servicios demandados por la sociedad, la banca tradicional podría verse presionada a renovar y dejar de ofrecer las trabas y burocracia que tanto ha caracterizado a la banca de la vieja economía. Y mucho más aún cuando se “innove” en materia de concesión de créditos de todo tipo.

En resumen, cuando PayPal, Amazon, Facebook, Google y players líderes globales de la nueva era digital decidan dar el paso financiero-bancario, la vieja banca sufrirá su falta de competitividad y creatividad para afrontar los retos de las nuevas generaciones.

¡Es cuestión de tiempo!