El escenario cercano para muchos departamentos informáticos pasa por alinearse a los objetivos de la organización, responder con soluciones rápidas adaptadas a un mercado cambiante, atraer y retener a los mejores talentos, y a resistir la presión externa que ejerce la tecnología como gran boutique de lujo a la cual tienen acceso jefes y usuarios.

La generación Cliente/Servidor abrió la puerta a un amplio abanico de tecnologías, ITIL, la filosofía estrella, viene a organizar el caos generado por una selva heterogénea  y descontrolada. Implementaciones, certificaciones, y la versión 3 tocan la puerta.

Internet 1.0 como la conocemos abrió la puerta a un sin fin de oportunidades y facilidades que potenciaron todo tipo de negocios. Ahora la Web 2.0 viene a re-pensar todo lo que teníamos hecho, y proporcionar una mejor experiencia y productividad de la Red.

Colaboración social, democracia bloguera, y en fin nuevos conceptos que las organizaciones rápidamente captan y trasladan a la gerencia de informática en su más pura medida. Todo ello empujará nos acercará a “organizaciones e-sociales”, en donde la tecnología juega un papel central.

La gestión del desempeño (Performance Management), amplía el concepto tradicional del Business Intelligence, re-acomodos en el sector hace pensar que estamos a las puertas de una nueva ola tecnológica.

CRM profundizará la estrategia gerencial de acercarse al cliente, esto evidentemente, pasa por más aplicaciones y más demanda por parte del cliente.

Todo ello aunado a las operaciones ordinarias y tradicionales de los departamentos de informática, en donde continuarán los grandes proyectos de automatización, la mejora de Intranets corporativas con valor añadido, y en general, con mayores facilidades y oportunidades que contribuirán con llevar a la gerencia de tecnología al nuevo estadio impulsado por las nuevas tecnologías como lo es el IT 2.0.