Definitivamente el e-Learning sigue consolidándose como una opción de fuerza para capacitar o formar a profesionales de manera rápida y efectiva. La definición de la educación en línea siempre ha “mirado” hacia los lados para coger lo mejor de otras tecnologías. Desde siempre los responsables del concepto han intentado simular las clases presenciales en un formato virtual. Esa metáfora del mundo real llevado al mundo virtual ha tenido defensores y detractores, sin embargo, la educación virtual sigue su camino para consolidarse como una opción válida para las organizaciones.

En los últimos tiempos han emergido tecnologías que intentan “enganchar” al estudiante en el concepto, pero quizás lo que muchos analistas y proveedores del sector recomiendan, es el realizar una mezcla, tipo de ensalada del concepto, que incorpore en sus cursos diferentes técnicas instruccionales y elementos multimedia para fortalecer los cursos online. Algunos de esos ingredientes o estrategias instruccionales e-Learning que harán tu oferta virtual más interesante para los estudiantes son:

  • E-Learning Basado en Juegos (Game-Based e-Learning). El e-Learning viene mirando la industria del video juego desde hace un tiempo. Por la proliferación de charlas, artículos y tecnologías que emergen, el concepto está en pleno auge y expansión. Combinar y/o incluir algún componente lúdico en el diseño del curso suena atractivo, y puede servir para romper con la monotonía de los cursos desarrollados bajo una sola dialéctica multimedia. El combinar efectivamente elementos de juego en los cursos le sirve a los estudiantes a “romper” el velo de cursos aburridos y tediosos. Ya hemos experimentado incorporando crucigramas a los cursos, asociados a una temática concreta. Le ayuda a los estudiantes a consolidar conceptos de una manera poco tradicional y rompe el hilo instruccional y multimedia tradicional. La gamificación en la capacitación y formación es una tendencia que irá a más en el mundo del e-Learning. Ya emergen herramientas que ayudan a los diseñadores a incorporar este concepto en los cursos virtuales.
  • Desarrollo Agile-Scrum. Definitivamente el pensar en proyectos faraónicos e-Learning es cosa del pasado. Con la llegada del concepto Agile, y más específicamente, el concepto Scrum, podremos desarrollar contenidos y/o cursos virtuales de una manera incremental y basados en píldoras. El desarrollar un curso de 50 horas en e-Learning es cosa del pasado. O al menos eso parece. Ese mismo curso, lo podemos desglosar en varios micro-cursos o nano-cursos de una manera más específica y efectiva para los participantes. Y la razón es simple y sencilla: los profesionales tienen cada vez menos tiempo de asistir a capacitaciones o cursos, muchos están fuera de la oficina, el tele-trabajo y algunos otros deportes de los trabajadores modernos, les impone un tipo de aprendizaje “directo al grano” y en la necesidad puntual del momento. El hilo estratégico instruccional del desarrollo de carrera impone una serie de cursos e-Learning basado en las competencias que va necesitando el personal a lo largo de su vida profesional, y en tal sentido desarrollamos la oferta formativa de los empleados. Partido a partido o curso a curso es el mantra del desarrollo Agile-Scrum, basado en necesidades puntuales, efectividad y cursos cortos para mayor productividad de la organización. Veremos cada día más cursos personalizados y adaptados a las necesidades reales de las personas. Una especie de YouTube corporativo del aprendizaje. Cuando el personal lo necesite, lo utilice y ya!
  • Inteligencia Artificial y Realidad Aumentada. Es otra estrategia que viene atrayendo a la industria del e-Learning. Y el principio sigue siendo el mismo, cómo “enganchar” al personal en el e-Learning. Es claro que esta tecnología viene capturando el interés de las personas, el poder incluir una realidad aumentada o simulada puede ser un ingrediente interesante en la denominada ensalada instruccional del e-Learning. Ya hay tecnologías que facilitan su adopción. Proveedores y conferencias orientadas a incluir en la agenda corporativa elementos de realidad aumentada o IA a los cursos.
  • Micro Learning. Es la salsa de la ensalada. Muy ligada (aunque no necesariamente) al Agile-Scrum, el desarrollar contenidos más pequeños y directo al grano viene cobrando una fuerza brutal en el mundo e-Learning. Contenidos que no sobrepasen los 10 minutos por concepto, y que expliquen un tema de forma directa y clara lo hace muy apetecible. Recientemente un gran proveedor e-Learning adquirió a una empresa que desarrolló su estrategia basada en este concepto. Pero podemos ampliar el concepto, al ofrecerle a ese trabajador móvil, sin tiempo, pero con la necesidad, un micro curso con adendas de plantillas y ejemplos listos para ser utilizados, trae consigo una nueva forma de ver el e-Learning para capacitar al personal. Insisto, los cursos e-Learning de más 100 horas de duración van muriendo poco a poco, se está abriendo paso una nueva generación de cursos más cortos y efectivos en lograr los objetivos organizaciones: los micro cursos. Portales como lynda.om, por ejemplo, hace tiempo que ya han experimentado este concepto.

En resumen, el incorporar diferentes conceptos, técnicas, elementos multimedia y narrativas especiales a un curso online lo hace mucho más atractivo y llevadero para los estudiantes. La evolución del concepto, aunado a la Cloud, Mobile y otras tendencias modernas, lo hace una apuesta ganadora para las organizaciones, y en especial, a los presupuestos de capacitación y formación del los departamentos responsables del desarrollo del personal.

Si quieres conocer como todos estos elementos deban gestionarse, ITMadrid IT Business School propone su exitoso Programa (Diplomado) e-Learning. 100% online y con la experiencia de más de 1.000 profesores quienes han participado en él.

Más información sobre cómo abordar con éxito programas de educación virtual o e-Learning en: