De seguro, estamos y estaremos inmersos cada vez más en la denominada Revolución Digital. Definitivamente el mundo será cada vez más digital y estará más interconectado. Ya no se trata de una moda pasajera, se trata más bien de una cuestión de supervivencia. Empresa que no emprenda procesos de transformación o modernización, inexorablemente estará condenada al rezago, sino a su desaparición.

Estamos viviendo en un stadium  de ultra competitividad en los negocios, el ganarse un cliente o una cuenta en los negocios nos cuesta cada vez, y no solo porque nuestros productos o servicios sean de baja calidad, se trata más bien de una severa competitividad que experimentamos sin precedente. Es una lucha encarnizada por el cliente, en donde todos los medios valen, no sin menospreciar el tiempo que dedicamos a captar a tales clientes. Y todo ello gracias a nuevos modelos de negocio, baja barreras de ingreso, y por supuesto, a las nuevas tecnologías.

Una inyección cultural y de formación es esencial!

Contáctanos!
Contáctanos!

Ahora bien, el proceso de transformar a la empresa en una especie de gacela o leopardo, que sea ágil y se adapte a los cambio con rapidez,  no es una cuestión de la noche a la mañana, se debe planificar y en muchos casos, dependiendo del tamaño de la empresa, se trata de impulsar e inyectar un cambio cultural y generacional a toda una organización que por muchos años ha estado lastrada por la burocracia, las peores prácticas y la baja calidad del servicio que presentan.

El proceso de transformación, para convertir al elefante en gacela o leopardo (cómo escuche en una conferencia de Harvard), es una cuestión de impulsar iniciativas puntuales y hacerlo al más puro estilo del Cholo Simeone “Partido a Partido”, o mejor dicho “Proyecto a Proyecto”. No espero que el proceso de Transformación sea un macro proyecto de Transformación Digital en la empresa. Severo error si alguien lo emprende de esa manera.

En tal sentido os dejo lo que consideramos desde ITMadrid IT Business School los 11 atajos para impulsar la Transformación Digital en la empresa:

  1. Una inyección Cultural y de Capacitación. El cambio de paradigma debe ser ejecutado por personas, ese es el dilema. Comenzar por lo intangible es esencial para que la fuerza laboral pueda proponer y refrescar ideas que mejoren los procesos, añadan valor con nuevas propuestas de modelos de negocio y faciliten el cambio al nuevo Stadium De allí la importancia de “evangelizar” digitalmente al talento humano, al más puro estilo Microsoft, Facebook, Google y otras empresas nacidas en y para el mundo digital.
  2. El relevo generacional. Ya en España en muchas grandes empresas se comienza a visualizar indicios de ellos. Poniendo al frente ejecutivos preparados y conocedores del mundo digital en el cual compite y se posiciona la empresa. Es fundamental, ya que precisamente son los líderes de esa denominada generación digital, los últimos responsables de entender y aplicar (ejecutar) los cambios que demandan las empresas. Estamos en ese cambio de paradigma que necesita nueva “sangre”, con nueva y renovada visión del mundo que les viene encima. El entender y comprender esas necesidades de su entorno, son esenciales para impulsar nuevas estrategias de cara al futuro y mantener la competitividad de la empresa.
  3. Ubicuidad Digital. Ya no se trata de delegar al defenestrado departamento TIC el papel de tecnología en la empresa. Los líderes de las distintas unidades de negocios deben poseer o tener la competencia digital, de tal manera que puedan contribuir y añadir valor en sus respectivos negociados. La tecnología ya está por toda la empresa, indistintamente de su aplicación. Allí la importancia de su conocimiento e importancia para mejorar la toma de decisiones y crear mejores prácticas en los productos y servicios que prestan. Se debe facilitar que la tecnología irrumpa en cada unidad de negocio de forma natural y productiva.
  4. La Organización Agile. La definición y ejecución de macros proyectos en la empresa es cosa del pasado, salvo que se trate de proyectos de infraestructura masiva. El poner “a bailar al elefante” es una decisión insoslayable. Para ello es importante prestar atención al Movimiento Agile, nacido en las áreas de Operaciones, acogido por el departamento TIC, y últimamente, traspasándose a unidades de negocios y a la propia empresa en sí misma. Ya se habla de la Organización Agile, en clara alusión a que las empresas puedan tomar decisiones y desarrollar proyectos de negocios de una manera más efectiva y decidida. De vuelta, aplicar agilidad se topa con la filosofía “proyecto a proyecto” mencionado anteriormente.
  5. La Ejecución sigue a la estrategia. El formular un plan estratégico totalmente niquelado no tiene tanta importancia en sí mismo, si no lo podemos ejecutar. En plena era digital, de cambios rápidos y convulsos, de inestabilidad en los mercados, por no decir los cambios políticos, el desarrollar un plan a “N” años no tiene como mucha lógica. Tiene más sentido mantener una visión y misión empresarial a largo plazo e ir ejecutando las estrategias de acuerdo a los imperativos del entorno, ganando agilidad y dando respuestas rápidas a las necesidades del mercado.
  6. El Cliente es Digital (o casi). El consumidor se ha transformado ante nuestros ojos, sin que nos hallamos percatado de ello. Los Millennials vienen pisando fuerte y van a demandar productos y servicios que querrán ver a través de canales no convencionales. Indistintamente si vendes un producto en el tradicional Brick & Mortar, los Clicks estarán o deberán estar presentes en tu estrategia de negocios, de no hacerlo de seguro que tu competidor lo hará. El conocer los hábitos de tu consumidor en el mundo digital, será clave para poder ofrecerle una comunicación directa y efectiva.
  7. Transformación de puesto de trabajo. De silla fija a “hot seat”. Equipada con los gadgets que requiere el trabajador del futuro. Con miras a conceptos tales como el teletrabajo, el intra-emprendedor, trabajo colaborativo y la creatividad en acción. La motivación impulsada por un mejor clima laboral, sin duda alguna será impulsada por la transformación del puesto de trabajo. Sin mencionar que estamos en plena era del Co-Working. Por favor leer: https://www.itmadrid.com/la-transformacion-digital-del-puesto-trabajo-dellst15/
  8. Big Data & Analytics. Un nuevo rol aparece en el panorama organizacional: el Chief-Data-Officer (CDO). Muchas analistas y consultores nos dicen que los Datos serán el Petróleo del Siglo XXI. Estamos en la edad de piedra del análisis de datos. La importancia de los datos será fundamental en los procesos de acercarnos al Consumidor Digital y conocer (o inferir) sus gustos y preferencias. Los datos y su análisis serán una fuente de ventaja competitiva, las organizaciones que así lo entienda gozarán o tomaran ventajas en el mercado. El análisis de datos irá a más y se convertirá en un gran valor en si mismo.
  9. Trabajo Colaborativo en lugar de Silos.
  10. Técnicas Kaizen. “Cambio Bueno”, o traducido a los negocios “mejora continua en la calidad de los procesos”. “Hoy mejor que ayer”. Una forma de introducir en las organizaciones cambios en la gestión. Estos cambios para que sean efectivos deben estar atados a recompensas, de tal manera de motivar a los trabajadores a proponer mejoras en sus actividades y labores diarias. Una filosofía que va en plena expansión, máxime cuando se trate de incorporar la digitalizaciones a los procesos de negocios.
  11. Cloud Computing. No se trata de una nueva tecnología, se trata de un cambio de paradigma en la forma de utilizar la tecnología, Nicholas Carr la denomina “El Gran Cambio”. Convertirá a la tecnología en un Utility más, lo mismo que ha sido y son el agua, la luz o el gas. Un paradigma de pago por los servicios que utiliza la organización, trasladando la inversión a los proveedores de turno, y minimizando el riesgo de capital en las organizaciones. Obviamente, todo ello bajo fuertes y sólidas medidas de seguridad para mantener a salvo y protegido los datos de la empresa.

En resumen, estamos experimentando un verdadero cambio de paradigma. Impulsado por la tecnología y una necesidad de mejorar y hacer las cosas diferentes. Dando paso a un nuevo mundo en donde la innovación, creatividad y nuevos modelos de negocios sin duda alguna jugarán un rol fundamental en la forma de hacer las cosas.

Más información en como ITMadrid IT Business School te puede apoyar en la capacitación de tu fuerza labora en:

informate